4.12.14

Todo es natural.




Todo es natural. Todo. Los trenes, las naves industriales, el campo...
Los edificios crecen naturales, aunque los escombros lo son más todavía.
Son naturaleza pura los pájaros muertos y los vivos también, un poco.
Un cuadro que se llame “Naturaleza muerta” es naturaleza teórica.
Los marcos de los cuadros son, seguramente, más naturales que un árbol.


Los niños tristes son naturales, aunque nos digan lo contrario. Los niños con un iphon son el apogeo de la naturaleza. Las manzanas, el litio, el aire, el wifi y el odio entre vecinos.

Los químicos, la radiación, el microondas, las palomitas, la margarina con sabor a mantequilla. 

El mar muerto y la fábrica de Coca Cola.
Fumar tabaco y respirar son hábitos naturales.


La naturaleza, es por ejemplo, un tirachinas, las piedras, las fracturas de cráneo, los cráneos...



Morirse de asco es algo muy natural.



Los robots ocupan el primer peldaño en la pirámide de la naturaleza. La gasolina es mucho más natural que el agua.
El bosque, internet, el vertedero, el peñón del cuervo y la fábrica de cemento son algunos de los paisajes de la naturaleza.
Pocas cosas hay más naturales que las cremalleras. También lo son cerrar los ojos, las mantas eléctricas, el frío o el miedo. Natural es vestir a los maniquíes, las pelucas de colores, o buscar a Darwin en la wikipedia.



El zumo de naranja natural, se exprime,naturalmente. Las vacas se ordeñan, la gente ha aprendido a aguantar las ganas de llorar y a no mirarse a los ojos.
Las ratas comiendo de un contenedor y los animales de la Sabana forman parte de la fauna, las malas yerbas y las flores de plástico de la flora.



La valeriana y el ámplio catálogo de antidepresivos de la industria farmacéutica, las frases de Coelho y los conservantes. El orden, cenar solo, o la ensalada del McDonalds incluso la propia naturaleza humana, son cosas naturales a más no poder.


Dios bendiga el barniz de esta mesa y nos libre de lo artificial. 

1 comentario: