4.12.13

Me duelen todos los aullidos que callo desde el mes de mayo.


Sueño que soy loba
y que me cuesta respirar,
el aire me araña el pecho
como cristales fríos
imposibles de sacar.
Sueño que soy loba,
quiero correr,
pero soy loba herida:
sólo sé morder.
Siento vacío en mi interior
y sé que no es hambre,
no de comida,
sólo busco a alguien
que me ayude a entender
por qué se ha torcido mi vida.
Alguien que valore en mis ojos
la poca luz existente
en una mirada perdida.
Alguien que me abrace,
juegue conmigo y me acaricie el pelo,
alguien que al fin me vea fiel y noble
más que zorra en celo.
Alguien que no crea
que miento.
Sé que una loba
aún puede hacer algo
con este corazón de cristales rotos
dentro.

2 comentarios: