24.3.14

Selene

Selena se eleva desnuda.
Se ceba
con todas las miradas de los amantes,
arrojando su luz sobre lechos
que antes,
rebosantes de luz propia
había olvidado el abrazo del
níveo manto
de Selene.

Pero perece,
la hibris se castiga con creces
cuando ella está llena,
y así condena al hereje,
en ira ciega,
la vieja luna
de blancas piedras.

Y no hay amante que se precie
de dudar
del poder de Selene hermosa y letal,
cuando alguien ama y ella está sola.

Selene, reina del amor en soledad,
teje a tientas
una nueva perversidad,
luna nueva, presagio de mal,
luna muera, Selene,
déjanos en paz.

1 comentario:

  1. Me ha dado un escalofrío al terminar de leerlo :) me gusta!

    ResponderEliminar